Los mejores remedios para compensar los excesos del verano

Durante la época estival, los españoles solemos engordar una media de 3 kilos. Las razones de ello están bastante claras, como pueden ser que los horarios se flexibilizan, se reducen las obligaciones y aumentan también las tentaciones en forma de dulces, recetas grasas o alcohol.

Remedios naturales contra los excesos en verano

Por lo que es importante recuperar la normalidad siguiendo los consejos que te enseño a continuación, remedios totalmente naturales para ti! 🙂

Controla el picoteo con pepinillos en vinagre

Los pepinillos encurtidos, ligeros y saciantes son ideales a la hora de matar el hambre entre horas, que ya sabéis todas lo que engorda el picoteo antes de las comidas.

Y es que al tener fibra prebiótica y bacterias vivas, los pepinos, las cebolletas y las zanahorias en vinagre contribuyen a recuperar el equilibrio intestinal, del cual depende no sólo el ritmo de las deposiciones sino también el bienestar emocional.

No en vano el 95% de la serotonina, una hormona que interviene en el control del apetito, se fabrica en el intestino.

Recetas ligeras con salsa de yogur

Si eres a las que le encanta mojar el pan, busca alternativas a las salsas a base de aceite o nata líquida.

Las que se preparan con yogur desnatado favorecen la eliminación de los lípidos de los alimentos a través de las heces, gracias a su contenido en calcio, un mineral que también promueve la quema de grasas.

 

Salsas con yogur natural

La salsa tzatziki, que se prepara añadiendo pepino, menta y ajo al yogur será, sin lugar a dudas, tu mejor y mayor aliada.

Mantén el colesterol y el azúcar a raya con agar agar

La fibra es un compuesto vegetal muy saludable porque, además de llenar el estómago, combate los problemas derivados de los excesos, colesterol elevado, tasas altas de glucosa, estreñimiento, etc.

Para aumentar el aporte de fibra del menú, porque no añades hebras de agar agar, de venta en cualquier tienda dietética, a la ensalada y espesa tus recetas, tanto las saladas como las dulces, con el polvo de esta alga, un alimento que en Oriente se utiliza para depurar el organismo y combatir el sobrepeso.

Menos alcohol y más licuados vegetales

Los licuados pueden ser tan tóxicos y apetecibles como un cóctel, un granizado o un refresco, pero con un aporte mínimo de azúcares y un arsenal de compuestos antioxidantes de gran valor.

A la hora del aperitivo, contenta a tu estómago con un licuado de tomate y zanahorias o de remolacha, pepino y limón.

smoothie

El “smoothie” que mejor sustituye la copa de después de cenar es el apio, manzana y lechuga. Aparte de depurar el hígado y bajar la tensión arterial, te ayudará también a conciliar el sueño.

Prepara menús más saciantes y ligeros

No hay mejor forma de depurar toxinas, perder peso y reducir volumen que seguir una dietética en vegetales.

Si tienes por costumbre hacer un primer y segundo plato en tus comidas, lo puedes sustituir, por ejemplo, si tomas una ensalada sencilla (los berros, la escarola, las espinacas o las endibias tienen un alto poder desintoxicante) como entrante:

Luego, lo puedes acompañar la carne o el pescado, según sea, cocinados a la plancha de verduras al horno o al vapor; la báscula no tardará en arrojar resultados positivos, ya lo verás! 😉

Si, por contra, eres de la que come un plato único, entonces la clave está en añadir a la receta tanto verduras y hortalizas, como los puerros, la berenjena, el calabacín o las setas, así como arroces, legumbres o pasta.

Poner colorido a tus recetas incluyendo hortalizas como la zanahoria, el pimiento o los espárragos es una buena estrategia a la hora de preparar platos, no sólo más sanos, sino que también menos energéticos y más saciantes.

Postres lacteos

Por último, sustituye los postres lácteos como las natillas, la cuajada o el flan, por la fruta.

Las variedades con mayor contenido en agua como el melón, la sandía, melocotón o papaya, y en fibra, como las frutas del bosque, la pera, el mango o la nectarina, son las frutas ideales y más adecuadas.

Ultimos consejos

Por último, os dejo estos consejos finales para ayudarte a perder esos kilos demás que has cogido este veranito:

Aliña con spray: cada cucharada de aceite aporta cerca de 80 kcal. Para evitar que las ensaladas y los platos de verduras se conviertan en una bomba calórica, utiliza siempre un vaporizador en lugar de la aceitera.

Carne y pescado sin piel: en la piel de la carne y el pescado, así como en la cabeza del marisco, se concentra un alto porcentaje de grasas. Retíralas antes de cocinar estos alimentos.

Lácteos desnatados: la leche y el yogur desnatado aportan entre un 30 y un 50% menos de calorías. El queso es un alimento nutritivo, pero rico en grasas “malas” en su mayoría. Elige, por tanto, las versiones 0% en materia grasa.

Pan artesanal: al pan de molde, los biscotes, etc. se les añade algo de grasa para prolongar así su conservación. Harás bien en elegir panes integrales elaborados de forma artesanal.

Para reducir el hambre: recurre a los complementos formulados con glucomanano, que se extrae del tubérculo de una planta llamada “konjac“, o a otras fibras saciantes, como las del nopal.

Para acelerar el metabolismo: el alga fucus, además de aumentar la plenitud gástrica, incrementa ligeramente la quema de calorías en personas de metabolismo lento. Abstenerse en caso de desarreglos tiroideos o en casos de presentar cuadros de ansiedad