Caida del cabello, frenala de la mejor forma

Como muy bien sabréis, con la llegada del otoño, el pelo tiende a debilitarse y cae con mayor facilidad que en cualquier otra época del año.

Realmente, la caida del cabello se trata de un problema de tipo estacional, que suele desaparecer a los 3 ó 4 meses, pero que conviene poder controlarlo para evitar así que se llegue a cronificar, es decir, que se vuelva crónico.

Caida del cabello

Causas de la caída del pelo

Antes de ponerte manos a la obra, lo primero que debes averiguar es cual es la causa que está llegando a ocasionar este problema. Para ello, podemos distinguir entre 2 grandes tipos:

Problemas estacionales: en la época estival, el pelo tiende a sufrir una serie de agresiones externas como lo son las exposiciones al sol o el cloro de las piscinas, que tienden a debilitarlo más de lo que suele ser habitual.

Así mismo, en otoño tiene lugar un cambio en el ciclo de crecimiento que acelera la caída del pelo. Así las cosas, no resulta nada extraño que, cuando llegamos a esta época del año, notes que tu preciosa melena ha perdido vigor y belleza.

Otro tipo de circunstancias: las dietas denominadas “milagrosas”, el estrés de nuestra vida diaria, los cambios hormonales como puede ser el caso de la menopausia, determinadas enfermedades como es el caso de la diabetes, alguno fármacos, padecer anemia o los trastornos del tiroides son circunstancias que pueden llegar a provocarla.

Si la caída de tu cabello es excesiva o llega a prolongarse en el tiempo, entonces será necesario tener que someterse a un chequeo médico.

Tratamientos para la caída del pelo

Caida del cabello tratamiento

Existen una serie de medidas que es altamente conveniente adoptar para no someter así a tu pelo a más agresiones de las que son realmente necesarias. Así que vamos a enumerar estas medidas a continuación.

Sólo la higiene necesaria

Hay que desmitificar eso que dicen que lavarse el pelo con bastante asiduidad aumenta la caída de tus pelos, al contrario. Para tener un cabello sano, es muy importante mantener una higiene adecuada, ya que el exceso de grasa en nuestro cuero cabelludo tiende a asfixiar el nacimiento del pelo, haciendo por tanto que se caiga.

Es muy recomendable también hacer uso de un champú neutro combinado con un champú anti caída.

Productos que te pueden ayudar

Los sérums capilares, por ejemplo, te permiten recuperar tanto el brillo como la fuerza. Además de reparar nuestra estructura capilar, nutren en profundidad y dejan tu pelo más suave e hidratado.

También resulta necesario hacer uso de un acondicionador en medios y puntas después de cada lavado, así como una mascarilla de 1 a 2 veces por semana.

Presta atención al calor

Procura reducir el uso de los secadores de pelo y las planchas capilares, ya que el calor intenso que emiten no es para nada adecuado para el cabello frágil. Así pues, es mucho mejor que seques tu pelo al aire siempre que resulte posible o bien que hagas uso de un protector térmico.

Peinados con volumen

En aquellos momentos en los que la caída de tus cabellos es más profusa de lo habitual, puedes llegar a disimular la falta de densidad capilar gracias a peinados con las raíces más ahuecadas, postizos y cardados.

peinados con volumen

Cosas que tú puedes hacer para frenar la caída del cabello

Una vez se ha instaurado el problema que tenemos, es momento de reaccionar a tiempo! Para ello, puedes hacer uso de los complejos vitamínicos que existen. Complementan la dieta mediante nutrientes específicos para la buena salud de tu cabello.

Son especialmente útiles en momentos puntuales gracias, en gran medida, a que son ricos en zinc, biotina, vitaminas comprendidas en el grupo B o cistina entre otros. También existen soluciones anticaídas, que puedes encontrarlas en ampollas de un solo uso o lociones, por poner algunos ejemplos.

La amplia mayoría de estos productos actúan de forma directa sobre el bulbo piloso, acelerando el crecimiento del pelo y permitiendo así que recobre su fuerza, densidad y vitalidad.

La dieta que te viene al pelo

Hierro y yodo son los minerales que más pueden reforzar el cabello. Los puedes encontrar en la carne, el marisco, el pescado, las verduras de hoja verde como las espinacas o las acelgas, las legumbres, la cebolla y ajo. El Omega 3 y el Omega 6 hidratan y fortalecen tu cabello.

Se encuentran presentes en alimentos como el pescado azul, los frutos secos o el aceite de oliva.

caida del cabello y alimentos omega 3

También están las vitaminas que pertenecen al grupo B, como te he comentado más arriba. Estas vitaminas son las más beneficiosas para tener una buena salud en tu melena.

La B6, por ejemplo, previene la caída del cabello y la puedes encontrar en el plátano, los cereales o el pescado azul. La vitamina B7 te ayuda a estimular el crecimiento y la B8, que la encuentras en el tomate o el huevo, detiene su caída.

Ahora sólo te pido que me ayudes a difundir estos consejos en tus redes sociales favoritas!