Bruxismo o dolor dental

Aunque se trata de un acto totalmente involuntario, apretar los dientes mientras dormimos da como resultado un desgaste progresivo que puede llegar a provocar problemas mucho más serios.

Así que hoy vamos a tratar más en profundidad el dolor de dientes conocido como bruxismo, sus síntomas y los mejores tratamientos contra ello. Lo importante es tener una salud apta.

Bruxismo o rechinar de dientes

Síntomas de padecer el rechinar de dientes

Dolor de cabeza, cuello y hombros, pérdida de brillo e intensidad en los dientes, molestias en la mandíbula o dolor de dientes, que se suelen mostrar especialmente sensibles al frío o al calor.

Todos estos suelen ser síntomas del rechinar de dientes bastante evidentes, un problema que padece de forma habitual cerca de una de cada tres personas y todos lo hemos padecido alguna vez en nuestras vidas, según comentan los expertos.

Aunque puede suceder de día, lo más habitual es que este rechinar de dientes inconsciente se produzca cuando cae la noche, durante las horas de sueño.

Se conoce como bruxismo nocturno y produce un mayor desgaste de la dentadura y una mayor afectación muscular que si es diurno.

Bruxismo causas

Sus causas

Existen diferentes factores de tipo físico y emocional que contribuyen a desarrollar esta actividad neuromuscular. Vamos a verlas un poco más en profundidad.

  • Causas físicas: tienen que ver con el contacto incorrecto de los dientes al cerrar la boca. La mala posición de estos y la falta de alguna pieza dental suele provocar que no queden bien alineados los dientes superiores e inferiores, lo que suele originar dolor de dientes agudos. Un traumatismo a nivel de la mandíbula también puede hacer que no se pueda abrir y cerrar bien la boca.
  • Causas psicológicas: el bruxismo puede llegar a ser un reflejo de las preocupaciones diarias. Cuando sufrimos un cuadro de ansiedad, tensión y estrés, hay un mayor riesgo de sufrir este problema. Durante los últimos años, debido al estrés que produce la crisis que azota gran parte de Europa, ha aumentado el número de personas afectadas, según han alertado los expertos en recientes estudios.
  • La personalidad: este aspecto también llega a condicionar el poder sufrirlo. Las personas que son más nerviosas, competitivas y que viven de forma acelerada tienen una mayor predisposición a padecer el bruxismo.

Bruxismo tratamiento

Tratamiento del bruxismo y diagnóstico

Quien sufre este tipo de desorden no suelen ser conscientes de ello, ya que se trata de un acto involuntario, y suele ser un dentista el que lo llega a detectar en una visita periódica.

Una vez se ha diagnosticado el dolor de dientes, determina qué tratamiento se debe seguir.

Conocer el origen y qué provoca este problema es clave para llevar a cabo un tratamiento correcto. Podemos llegar a distinguir 2 tipos de tratamientos o terapias principalmente.

Terapia odontológica

Puede realizarse un ajuste oclusal, que consiste en tallar los lugares que puedan llegar a generar un mal acople entre los dientes y dolor de mandíbula.

Si el rechinar dental es más severo, entonces un odontólogo opta por colocar una férula de descarga semirrígida en la boca, que se adapta a ésta y no provoca molestia alguna. Si quieres saber más sobre la odontofobia, lee este artículo.

Esta clase de aparato, fabricado con una resina especial, ayuda a evitar que los dientes se friccionen mientras duermes, así como a frenar el desgaste dental y los problemas articulares derivados de éste.

Colócate la férula dental por la noche, justo antes de acostarte.

Bruxismo terapia psicológica

Terapia psicológica

Dada la importancia del componente emocional, muchas personas necesitan ayuda psicológica para controlar la ansiedad y el estrés que les produce padecer de bruxismo o dolor de dientes.

En casos más serios, se puede reducir los síntomas con tranquilizantes y relajantes musculares que aliviarán el dolor de mandíbula provocado por el rechinar dental.

Alternativas muy útiles contra este dolor de dientes

Podemos encontrar remedios naturales o simples ejercicios físicos y otro tipo de tratamientos que te pueden ayudar con respecto al rechinar dentario. Así que os lo voy a detallar a continuación 😉

Bruxismo ejercicios

Ejercicios específicos

Si existe dolor de dientes a causa del rechinar continuo durante la noche, el dentista puede derivar al paciente a un terapeuta físico que le ayudará, mediante la realización de ejercicios faciales específicos, a reducir la tensión de la mandíbula, el cuello y la cara y a tratar las molestias que causa.

Entre los ejercicios más comunes, se encuentran el de aplicar un paño caliente o frío sobre la mandíbula durante unos instantes para relajar los músculos y el de presionar con la lengua durante un minuto aproximadamente el centro del paladar superior para relajarlo y, luego, hacer lo mismo con la mandíbula inferior.

La constancia es esencial, ya lo sabéis, sobre todo al inicio de este tipo de terapia, para lograr un estado de relax sin tensión alguna.

Bruxismo acupuntura

Acupuntura

Esta otra terapia puede alterar los patrones musculares del bruxismo, por lo que resulta un complemento totalmente idóneo para reducir sus consecuencias, entre ellas, las cefaleas crónicas.

Para ello, el médico inserta unas agujas en la oreja del paciente, en distintos puntos de la mandíbula, en los hombros y las rodillas para tratar este problema desde la raíz.

Bruxismo infantil

Este problema de dolor de dientes no sólo afecta a las personas adultas, sino que en muchas ocasiones de manifiesta en bebés y niños de corta edad.

Bruxismo infantil

Cuando se produce el bruxismo infantil

La aparición de las primeras piezas dentales y el periodo de cambio de dientes de leche y definitivos, concretamente entre los 6 y los 10 años de edad, son 2 momentos realmente muy propicios para que el niñ@ apriete los dientes mientras duerme.

Suele ser algo pasajero y suele llegar a desaparecer durante la infancia.

Cambios en la vida del peque

El origen del bruxismo suele ser casi siemrpe emocional y está directamente relacionado con cuadros de estrés en el pequeño. La retirada del pañal, el comienzo del colegio o la llegada de un hermano pueden alterar al niño.

La posición durante el sueño también influye bastante, por lo que deberías cambiarlo de postura para ver si remite el problema. Y los niños hiperactivos tienen una mayor predisposición a padecerlo, ya que, al acostarse, continúan apretando y rechinando los dientes.

Solución definitiva para el dolor de dientes

Como ocurre con las personas adultas, los pequeños pueden llegar a tener que necesitar un soporte dental para impedir así una lesión permanente en los dientes.

Crearles una rutina de sueño relajante, que puede incluir un baño antes de dormir y un buen masaje, puede ayudarles a liberar la tensión acumulada.

Bruxismo dolor dental

Algunas medidas preventivas contra el dolor dental

Como bien sabréis si habéis llegado hasta aquí, que espero que sí :), el bruxismo o dolor de dientes es un hábito totalmente involuntario, por lo que resulta bastante difícil de prevenir.

Aun así, existen algunas actuaciones rutinarias que pueden disminuir el riesgo de padecer rechinar de dientes.

  • Realizar deporte: las actividades aeróbicas, como pueden ser ir a correr, montar en bici o jugar al tenis nos ayudarán a liberar tensiones así como a aumentar las etapas de sueño profundo, a la vez que reducen la costumbre de apreatar los dientes. Practícalas con moderación para evitar así el efecto contrario.
  • Cuidado con lo que comes o bebes: apuesta siempre por una dieta rica en calcio, que es un mineral que puedes llegar a encontrar en las verduras, los lácteos, el pescado o las legumbres, ya que ayuda a proteger los dientes del desgaste provocado por el bruxismo. Intenta reducir el consumo de alimentos como la cafeína, el té, especialmente durante la tarde y la noche.
  • Relajate siempre que puedas: recréate en la ducha o date un baño sin prisas, hazte un masaje relajante con cierta frecuencia, túmbate en el sofá a escuchar música por ejemplo e intenta también desconectar saliendo a pasear y a hacer ejercicios de respiración que te ayuden a sosegarte.
  • Ni chicles ni uñas: evita por completo la goma de mascar y el hábito de morderte las uñas, porque, al hacerlo, acostumbrarás tus dientes y mandíbula a que tengan que estar haciendolo con frecuencia, estimulando y estresando los músculos responsables de la masticación.

 

Leave a Reply